Desde aquí busco acercaros parte de mi trabajo en lo que a fotografía social se refiere. Uno de los mayores retos como fotógrafo es el trabajo con las personas. Captar momentos, gestos, miradas, sonrisas, lágrimas… En definitiva, la vida.

Bodas, comuniones y cualquier tipo de celebraciones forman parte esencial del trabajo en fotografía social. Con ello no me olvido de las sesiones con las premamás, la fotografía infantil y en definitiva cualquier momento que queramos recordar.

La cámara en mis viajes ha sido una de las pieza clave para entender, crecer y aprender más de lo que supone en su conjunto la fotografía social. Captar un momento en concreto, un lugar en particular o la misma vida de la gente.

Cuéntame tu idea y daremos forma al proyecto para captar esos momentos tan importantes.